Blog

¿Qué es la Hemodiálisis?

Autor: Médica Insurgentes
Big hemodialisis



¿Qué es la Hemodiálisis?

La hemodiálisis es una manera de limpiar desechos y el exceso de líquidos en su sangre por medio de una máquina.

En la hemodiálisis, la sangre pasa por unos tubos del cuerpo al dializador.  El dializador es el filtro de la máquina.  Dentro del dializador los desechos y el exceso de líquidos son limpiados de la sangre.  Después, la sangre ya limpia pasa por otro tubo de regreso a su cuerpo.

¿Quién necesita la hemodiálisis?

Si sus riñones fallan, usted necesitara hemodiálisis para su bienestar. La hemodiálisis es el tipo más común de diálisis. El otro tipo de diálisis es la diálisis peritoneal. Su médico nefrólogo le ayudara a decidir cual tratamiento es mejor para usted.

¿Qué es el acceso vascular?

Para la hemodiálisis, la sangre tiene que salir del cuerpo, ser limpiada, y después regresar ya limpia al cuerpo. El acceso vascular es el lugar en su cuerpo donde la sangre sale de su cuerpo y vuelve a ingresar a él.

Hay tres tipos de acceso vascular:

Fístula

Este tipo de acceso vascular también es llamado fístula arteriovenosa. Para hacer una fístula, su doctor tendrá que hacer una pequeña cirugía. La cirugía conecta una arteria y una vena en su brazo. Esto permite que pueda recibir hemodiálisis.

Las fístulas son el mejor tipo de acceso. Son menos propensas a tener coágulos o infecciones. Muchas veces, duran mucho más tiempo que cualquier otro tipo de acceso. Para la hemodiálisis, agujas le serán insertadas a la fístula para sacar la sangre “sucia” y regresar la sangre “limpia”.

Puede tomar de 1 mes a 4 meses para que la fístula este lista para la hemodiálisis. Esta es la razón por la que se tiene que planear con anticipación. Hable con su médico nefrólogo acerca de sus opciones.

Injerto

Un injerto es un tipo de tubo especial que conecta una arteria con una vena. Los injertos no son tan seguros como las fístulas. Son más propensas a coagular o infectarse. Durante la hemodiálisis, agujas le serán insertadas al injerto para sacar la sangre “sucia” y regresar la sangre “limpia”.

Catéter

Un catéter es un tubo que va directamente de la vena en su cuello o pierna. Para la hemodiálisis, la maquina es conectada directamente a este tubo. No hay que usar agujas, pero los catéteres son más propensos a problemas con coagulación y con infección. Los catéteres solo son recomendados para emergencias y para uso a corto plazo.

¿Cómo debo de cuidar mi acceso vascular?

  1. Su acceso le permite recibir el tratamiento que necesita para su bienestar. Es muy importante tener muy buen cuidado de su acceso, no importa el tipo que tenga.
  2. Para el cuidado de fístulas e injertos:
  3. Mantenga el área limpia.
  4. Use su acceso solo para la hemodiálisis y no para otro tipo de procedimiento médico.
  5. No permita que le realicen exámenes de sangre o mediciones de presión arterial en el brazo donde tiene el acceso.
  6. Evite ponerse ropa apretada o joyas encima del área de acceso.
  7. Proteja su acceso de choques y cortes.
  8. Evite levantar cosas pesadas.
  9. Trate de no dormir o acostarse en el brazo de acceso.
  10. Asegúrese de saber como van a ser colocadas las agujas en su acceso para diálisis.
  11. Asegúrese que el enfermero de hemodiálisis revise el acceso cada vez que se hace el tratamiento.
  12. Dígale a su médico nefrólogo inmediatamente si presenta fiebre o si ve hinchazón, enrojecimiento, o cualquier otro cambio en su acceso.

Para el cuidado de su catéter:

  1. Asegúrese que todas las abrazaderas (las partes que mantienen el catéter en lugar) están cerradas y todas las tapas están bien apretadas.
  2. Proteja el área de agua y suciedad lo más posible.
  3. Mantenga el área limpia, seca y cubierta.
  4. Limpie y cubra el área cada vez que recibe tratamiento. (asegúrese que usted sabe como hacer esto en su casa, en caso que el apósito se moje o se ensucie entre tratamientos)
  5. Dígale a su médico nefrólogo inmediatamente si presenta fiebre o si ve hinchazón, enrojecimiento, o cualquier otro cambio en su acceso.

¿Cuánto tiempo toma la hemodiálisis?

La hemodiálisis usualmente toma de tres a cinco horas cada vez. La mayoría de pacientes necesita hemodiálisis entre dos y tres veces a la semana. Su médico nefrólogo le ayudara a decidir cuanto tiempo y que tan frecuentemente tiene que recibir sus sesiones de hemodiálisis.

Cuando ya empiece el horario regular de su tratamiento, el personal de la unidad revisará su peso y algunos componentes de su sangre para asegurarse que esta recibiendo suficiente diálisis. Su médico nefrólogo puede hacer cambios a su tratamiento si es necesario.

¿Qué puedo hacer durante la hemodiálisis?

Durante su tratamiento de hemodiálisis, usted se sentará en un sillón especial. Y podrá entre otras cosas:

  1. Hablar con otros pacientes.
  2. Leer un libro.
  3. Escuchar música o un libro en CD o MP3.
  4. Jugar juegos de video de mano.
  5. Hacer crucigramas.
  6. Escribir cartas.
  7. Dormir.

¿Cómo necesito cambiar mi dieta?

La hemodiálisis no es una cura. La diálisis no trabaja tan bien como un par de riñones saludables. Los químicos y líquidos que vienen en los alimentos pueden acumularse entre una sesión y otra. Mucho de esta acumulación puede ser peligroso. Una dieta renal puede ayudar a evitar otros problemas, por lo cual usted deberá recibir asesoría nutricional.

En Médica Insurgentes Hospital recomendado por Doctor Advisor México podrás recibir el Servicio de Hemodiálisis

Av. de los Insurgentes #258

Fraccionamiento la paz

Irapuato, Guanajuato, México.

(462) 135 11 00 al 02