Blog

La importancia del aseo bucal en pacientes con Diabetes

Autor: Dr. Luis Felipe Muñoz Velázquez
Big dientes diabetes



Se habla demasiado sobre la importancia del aseo bucal en diferentes artículos, y sin embargo, la incidencia de caries y enfermedad parodontal  (Enfermedad de las encías) sigue teniendo un  porcentaje muy alto en todo tipo de personas, desde los niños, hasta los adultos que  usan prótesis. Solo basta con revisar las estadísticas que con frecuencia presenta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tal parece que lo esfuerzos de médicos y dentistas no fructifica lo suficiente como para concientizar a la gente que lo más económico para mantener la salud bucal es la prevención y junto con esta una buena técnica de cepillado dental,  con más razón las personas que padecen alguna enfermedad sistémica como lo es la diabetes.

La OMS informa que la caries en términos mundiales afecta entre 60% y 90% en niños de edad escolar que aparentemente no presentan enfermedades sistémicas que afecten la boca y menciona que hasta un 100% de adultos padecen o han padecido caries y enfermedad parodontal así como dolor y sensación de molestia en los tejidos de la boca.

La mayoría de las enfermedades parodontales que no son tratadas a tiempo, terminan con la pérdida de dientes y una afectación severa en el hueso alveolar (hueso donde se articulan los dientes) en este rubro se considera que entre un 15% a un 20% de adultos de edad media padecen de enfermedad parodontal y no se atienden. Como consecuencia de tal descuido se considera que más del 30% de la población ha perdido sus dientes a la edad de 55 años.

 

Las causas mas comunes de tales pérdidas se deben en general a:

  1. Una higiene bucal defectuosa o nula.
  2. Tabaquismo y alcoholismo nocivo.
  3. Factores agravados o compartidos con enfermedades crónicas respiratorias, cáncer y por   supuesto  diabetes mal atendida o completamente descuidada. 

La relación entre la diabetes y la enfermedad de las encías es casi directa, para comprender el problema es necesario conocer algo a cerca de esta enfermedad. 

La diabetes es una enfermedad sistémica  causada por una falla en el funcionamiento del páncreas, generalmente es de origen genética. La falla en el páncreas consiste en no producir suficiente insulina ( Hormona que provoca que las células capten el azúcar necesario para su metabolismo). Por consecuencia, el azúcar no aprovechado por las células sigue en la sangre que es quien se encarga de distribuir los nutrientes en todo el cuerpo. Al aumentar la concentración de azucares en sangre el hígado requiere de mayor cantidad de agua para eliminar por orina el exceso de azúcar, por consecuencia este proceso provoca una deshidratación en el paciente obligándolo a consumir agua con frecuencia.

Esta deshidratación se refleja en la boca que produce menos saliva o no produce nada, dando la sensación de sequedad.  La falta de salivación hace más vulnerable al paciente a las enfermedades dentales y gingivales porque es más fácil contraer una infección bacteriana. Ya sea de tipo externo o de bacterias propias de la boca que se les presenta la oportunidad de formar colonias y producir ácidos, que a su vez desmineralizan el esmalte  y por consecuencia provocan caries.

De la misma manera sucede con las encías que se deterioran con mayor facilidad, por la baja en las defensas propias del organismo. Cuando aparece la enfermedad de las encías de no atenderse de inmediato puede avanzar a periodontitis, y afecta el hueso alveolar ( hueso adonde se articulan los dientes) si esto ocurre los dientes perderán su soporte y se aflojaran y se caerán sin causa aparente.

Todos los pacientes que sufren de diabetes se les aconseja seguir los siguientes recomendaciones:

1.- Controlar los problemas de concentración de glucosa en sangre.

2.- Seguir una dieta rigurosa, eliminando los alimentos con exceso de azucares.

3.- Consultar a su dentista por lo menos cada seis meses.

4.- Seguir rigurosamente la técnica de cepillado que le haya recomendado su dentista o higienista dental.

5.- Nunca deje de informar de su padecimiento a los dentistas que consulte, Ellos están capacitados para tratar el problema y ayudarlo a mantener su salud

6.- Para su cepillado use siempre cepillos dentales de cerdas suaves y el hilo dental después de cada cepillado.

7.- Si usa prótesis removible o placas completas lávelas después de cada alimento y durante la noche retírelas de la boca y sométalas a una desinfección.

8.- Evite fumar. Y beber vino.

Escrito por el Cirujano Dentista recomendado por Doctor Advisor México:

Dr. Luis Felipe Muñoz Velázquez

 

Cirujano Dentista

 

Universidad de Guanajuato