Blog

¿Cuáles son los impactos emocionales del tratamiento del Cáncer?

Autor: Dr. Rubén Nieto Balcázar
Big smoking 1418483 960 720



La cirugía plástica puede ser una práctica incomprendida, ya que generalmente se asocia con fines estéticos y por lo tanto resultan superficiales. Sin embargo, no siempre responde a la simple necesidad de mejorar el aspecto (que en realidad no es nada sencillo), sino que está correlacionada con algunos padecimientos sumamente importantes.

Por ejemplo, en algunos casos la rinoplastia es necesaria para garantizar una mejor respiración en los pacientes y que no corran peligro de sufrir asfixia mientras duermen. De cierta manera, lo que se hace en realidad es reconstruir ciertas partes o malformaciones para ofrecer un mejor funcionamiento de la anatomía de nuestros pacientes.

Entonces, la reconstrucción estética se vuelve una herramienta fundamental para el mejoramiento no sólo físico, sino también emocional de quienes se someten a este tipo de intervenciones. Al final se trata de elementos complementarios: cuando hay un equilibrio emocional se logra el bienestar físico y viceversa. Si alguno de los polos se encuentra descontrolado es razonable que puedan llegar a surgir problemas de salud de varia naturaleza.

 

 

Dentro de este tipo de intervenciones, una de las más delicadas por las connotaciones emocionales que puede llegar a causar es la reconstrucción de mama. Como sabemos, el cuerpo de las mujeres siempre ha formado parte fundamental del imaginario cultural, social y biológico, por lo tanto se encuentra en escrutinio constante tanto por la sociedad como por ellas mismas.

Esto hace que haya una serie de rasgos distintivos que se asocian con el género femenino. Justamente los senos es uno de los más importantes y evidentes. Entonces, si hay algún padecimiento que pueda llegar a afectar esta zona en particular puede causar un shock emocional en las mujeres que lamentablemente se ven afectadas, sobre todo si el diagnóstico involucra la palabra cáncer.

En ese sentido, es como si entraran en una encrucijada: a pesar de que existen los tratamientos necesarios para combatir este mal, en la mayoría de las personas se sigue relacionando con resultados mortales. Como si esto no fuera suficiente, las mujeres entran en crisis porque en caso de que el cáncer sea muy agresivo y sea necesaria la extirpación quedarían con la sensación de ser una mujer incompleta. Se sienten acorraladas y eso las pone muy nerviosas. Es importante mantenerse cerca de las mujeres y buscar ayuda profesional en caso de ser necesario, pues el desequilibro puede llegar a ser tal que se sientan tan desanimadas y abandonen el tratamiento, lo cual podría ser sumamente perjudicial.

Esta asesoría psicología debe hacerse presente en todo momento, desde el diagnóstico, hasta el tratamiento e intervención quirúrgica. Toda la gente a su alrededor (desde los médicos hasta los familiares) deben trabajar de manera conjunta para que la paciente se sienta en un ambiente de confort. Sin duda será una etapa muy difícil, sin embargo, los familiares también pueden trabajar por su cuenta para hacer la situación más llevadera y que no afecte la relación que lleven con la paciente como a sí mismos.

Después de superado este punto y garantizada la desaparición de los tejidos cancerígenos se puede comenzar a hablar de una reconstrucción de mama. Es importante mencionar que dejar pasar un tiempo entre la extirpación y la restauración del seno puede llegar a ser sumamente saludable. Por una parte se considera vital para lograr la recuperación de todos los tejidos y que no se vean lastimados por una segunda intervención. Este tiempo también permitirá hacer una asimilación y una aceptación de las nuevas condiciones anatómicas, lo que fortalecerá todo el proceso de reconstrucción.

Cuando se llegue a este punto lo mejor es acudir con un cirujano plástico que tenga experiencia en la reconstrucción de mama, específicamente en este tipo de cosas por dos motivos sumamente importantes: el primero es que tendrá mayor cuidado con los tejidos, proyectando una cirugía que cuide al máximo a los pacientes a nivel físico. Por otra parte tratará el caso con la sensibilidad necesaria a nivel emocional y ayudará a que la situación de la paciente mejore integralmente.

 

 

Sin embargo, también es importante destacar que cada mujer vivirá el proceso a su manera. Es decir, habrá algunas que opten por esta técnica y otras que no tengan la posibilidad de costear la intervención quirúrgica y encuentren otras alternativas más accesibles a sus medios (por ejemplo hay casos en donde se tatúan algún diseño femenino para ocultar las cicatrices). Cuando esto suceda, debemos comprender que si la paciente no se decanta por la cirugía es completamente válido y nadie más que ella puede decidir sobre su cuerpo.

Por otra parte, existe otro grupo de mujeres que sí opta por la intervención, pues más allá de buscar complacer a las convenciones sociales, la reconstrucción les ofrece la oportunidad de comenzar una nueva vida e incluso pueden llegar a considerarlo como una opción de empoderamiento en donde forman el suficiente carácter para solucionar un problema provocado por la naturaleza.

Sea cual sea el caso, en la clínica del Dr. Rubén Nieto, siempre tendremos un espacio disponible para todas aquellas mujeres que quieren darle un cambio radical a la vida, dejando a un lado el diagnóstico del cuerpo y apostando no sólo por la reconstrucción de su anatomía, sino también, de su vida. Si quieres saber un poco más del procedimiento de trabajo que podemos llevar a cabo en tu caso, contáctanos para una asesoría personalizada.

 

Escrito por el Médico Cirujano Plástico Recomendado por Doctor Advisor México

Dr. Rubén Nieto Balcázar

Apolo XI #101, Futurama Monterrey C.P. 37180, León, Guanajuato.

Tel. Consultorio. 01 (477) 717 53 65

Cel. 045 (477) 393 54 87