Blog

¿Ansiedad... amiga o enemiga?

Autor: Lic. Miriam Cristina Álvarez Hernández
Big ansiedad



Estar “de nervios”, intranquilo, agitado, son formas comunes de llamar a lo que se denomina  Ansiedad.  En ocasiones puede parecer como una serie de síntomas que generan un estado de malestar generalizado que  buscamos evadir o eliminar a la brevedad, ya que podemos llegar a sentir que perdemos el control y que algo negativo está por suceder. 

El artículo de esta ocasión tiene como objetivo que conozcas un panorama general sobre ¿Qué es la ansiedad y cómo tratarla? 

¿Qué es? 

La ansiedad puede definirse como una anticipación de un daño o desgracia futuros, acompañada de un sentimiento desagradable y de un estado de tensión general en el cuerpo o en diversas partes de él.

La ansiedad puede llegar a ser  una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y permite a la persona que adopte las medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza.

Los trastornos de ansiedad como tal son un grupo de enfermedades caracterizadas por la presencia de preocupación, miedo o temor excesivo, tensión o activación que provoca un malestar notable o un desgaste de la actividad del individuo.

Las causas de los trastornos de ansiedad no son totalmente conocidas, pero están implicados tres tipos de  factores: 

  1. Biológicos (predisposiciones genéticas o alteraciones por consumo de alcohol, medicinas o drogas)
  2. Ambientales (Situaciones estresantes en el medio del individuo por ejemplo: inseguridad, violencia).
  3. Psico-sociales ( Preocupaciones excesivas, situaciones familiares, de pareja, laborales, etc.)

Parece ser que es la interacción  de todos estos factores lo que favorece la aparición  de estos trastornos de ansiedad.

¿Cómo tratarla? 

Es importante entender la ansiedad como una sensación o un estado emocional normal ante determinadas situaciones y que constituye una respuesta habitual a diferentes situaciones cotidianas estresantes. Por lo anterior, cierto grado de ansiedad es incluso deseable para el manejo normal de las exigencias del día a día. 

Cuando la persona  sobrepasa cierta intensidad, y siente que no puede adaptarse a la situación nueva, la ansiedad puede volverse patológica, provocando malestar significativo con síntomas (Temblor excesivo, mareos, fatiga, falta de aire, sensación de muerte o de enfermedad, taquicarida, agorafobia o claustrofobia) que afectan tanto al plano físico, como al psicológico y conductual. 

La ansiedad es un trastorno que se atiende de manera interdisciplinaria, por una parte la atención médica o psiquiátrica es vital, ya que con ello podemos regular los síntomas que causan las crisis. En este sentido, el acompañamiento de un psicólogo, servirá para que la persona pueda ir conociendo su sintomatología ya que en lugar de ser vista como una amenaza, la ansiedad es una señal que envía el cuerpo señalando que algo no anda bien, por lo que no es una enemiga, al contrario es aliada en el aprender a manejar la crisis, y observar en su momento de vida qué factores están asociados a ella y con ello aprender nuevas formas de enfrentar los retos que se le presenten. 

Escrito por la Psicóloga recomendada por Doctor Advisor México:

Lic. Miriam Cristina Álvarez Hernández

Blvd. Las Palmas #407, Col. Arbide.

León Guanajuato

Tel. (477) 2890169